La desalinización es una tecnología que está muy en boga, especialmente por la escasez de agua a nivel mundial, problema que no hace más que agravarse con el paso de los años, tanto por el descenso de las fuentes de agua disponibles, como por el aumento de la demanda. Las diferentes tecnologías existentes tienen, en general, varios años de desarrollo a sus espaldas, sin embargo, todavía hay un gran campo que desarrollar al respecto y sobre todo, salvar los obstáculos, que los nuevos tiempos le van planteando en el camino: requerimientos ambientales, consumos energéticos, impacto ambiental, etc.

SITUACIÓN GENERAL DE LA DESALINIZACIÓN

Recientemente la IDA y el GWI han publicado el Libro Anual de la Desalinización. IDA ( International Desalination Association) proporciona asesoramiento experto en la industria de la desalinización y la reutilización del agua a través de la organización de eventos, cursos, publicaciones, etc. GWI ( Glogal Water Intelligence) es una organización que se dedica al análisis de la situación de la industria del agua a  nivel mundial.

Las principales conclusiones que ofrece este informe son las siguientes:

En los últimos 5 años, se ha producido un 57% de incremento en la capacidad de desalinización a nivel mundial. La capacidad de las plantas instaladas a lo largo y ancho del mundo, se ha establecido en 78,4 millones de metros cúbicos de agua salada por día, comparados con los 47,6 millones de metros cúbicos por día al final del 2008.

Este crecimiento en el mercado de la desalinización refleja el hecho de que las comunidades costeras se están incrementando y se están volviendo cada vez más hacia el mar para cubrir sus necesidades de agua potable, mientras que en las poblaciones interiores hay una clara tendencia hacia la utilización de agua salobre. Alrededor del 60% de la capacidad de desalinización es para el tratamiento del agua salada, mientras que el restante 40% está dedicada al agua salobre.

Históricamente, las plantas desalinizadoras más grandes se construían en la región del Golfo Pérsico, donde no hay otras alternativas para el suministro de agua potable. Actualmente, la combinación de bajos costes de membranas y un incremento en la escasez de agua ha provocado el traslado de esta tecnología a otras regiones mundiales. Por ejemplo, la planta desalinizadora más grande a base de membranas, actualmente en funcionamiento en el mundo, se puso hace un mes en marcha en Melbourne, Australia ( Victoria Desalination Plant), con una capacidad de 444.000 metros cúbicos por día.. Ahora bien, esta planta, pasará pronto a una tercera posición, cuando se pongan en marcha las plantas de Magtaa, en Algeria, con una capacidad de  500.000 metros cúbicos diarios y la de Soreq, en Israel, con una capacidad diaria de 510.000 metros cúbicos.

La mayor planta de desalinización térmica del mundo, está instalada en Shoaiba, Arabia Saudita y tiene una capacidad de 880.000 metros cúbicos, aunque será en breve relegada a un segundo lugar, cuando entre en funcionamiento, en 2014 la planta de Ras Al Khair, también en Arabia Saudita con una capacidad de 1.025.000 metros cúbicos diarios. Esta planta, tiene la particularidad de utilizar una tecnología mixta, de membranas y térmica.

Las expectativas de la industria de la desalinización son realmente espectaculares. De acuerdo con Christopher Gasson (GWI) en este momento, alrededor del 1% de la población mundial depende de agua desalinizada para poder cubrir sus necesidades diarias. Sin embargo, para el 2025, la ONU espera que el 14% de la población mundial se encontrará en situación de escasez de agua. A no ser que se promuevan y usen tecnologías que supongan un cambio radical en la conservación y  utilización del agua, la industria de la desalinización tiene un gran futuro. La desalinización de agua de mar, es actualmente el único proceso que permite obtener agua potable de una fuente renovable.

En el corto plazo, sin embargo habrá un plazo de ralentización en el crecimiento del mercado, porque llevará algo de tiempo que la demanda se acomode a la oferta existente, debido al increíble crecimiento de los últimos 5 años.

El crecimiento en la desalinización no es linear y depende de múltiples factores, tales como el precio del petróleo, el precio de determinados commodities y la facilidad para la financiación de unas obras que requieren grandes inversiones iniciales. Sin embargo, los factores intrínsecos que dirigen el crecimiento de las necesidades de agua, siguen inalterados, incluyendo el crecimiento de la población mundial, el desarrollo industrial y la contaminación de las fuentes de agua tradicionales.

Al mismo tiempo, la industria de la desalinización ha hecho mucho por bajar los costes, principalmente desarrollando tecnologías que bajan los requerimientos de consumo energético. Por otra parte, se han mejorado prácticas de operación que incrementan la eficiencia y se han adoptado medidas para mejorar los efectos medioambientales.

La desalinización está adoptada en 150 países, desde Australia a China y Japón, Estados Unidos, España y otros países europeos, de Oriente Medio y África del Norte. Arabia Saudita es el país que tiene una mayor capacidad instalada, seguida de cerca de Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos.

alt

Figura 1. Distribución mundial de unidades de desalación. Fuente: Pacific Institute (2009)

Ahora que estamos en plena vendimia es interesante saber que ocurre con los residuos que no se aprovechan para la producción del vino, que suponen en torno a un 25% de la uva recogida.

alt

Estos subproductos, en especial las lías y los orujos, son utilizados en la alcoholera para extraer una variedad de productos (pigmentos, sales tartáricas, pepitas …) que se pueden comercializar pero donde destaca la obtención de alcohol de alta graduación. En la siguiente tabla se puede ver la composición de las lías y los orujos:

alt

A continuación explicaré por separado (aunque están relacionados) los diferentes procesos que tienen lugar en la alcoholera:

EXTRACCION DE ALCOHOL DE LOS ORUJOS

La extracción de alcohol se realiza con los orujos ensilados desde mitad de noviembre hasta final de campaña (siguiendo al siguiente diagrama de bloques).

alt

La primera etapa consiste en un lavado a contracorriente con agua caliente. Obteniendo así, por un lado, una solución hidroalcohólica (5% alcohol) y una riqueza de sales tartáricas ligeramente inferior (20 gr./L), y por otro lado, se extraen los orujos lavados.

Elga Labwater, la empresa especializada en agua para laboratorios de Veolia Water Solutions & Technologies, participará en la 6ª Edición de BioSpain, que se celebrará del 19 al 21 de septiembre en Bilbao.

ELGA LabWater estará presente esta edición de BioSpain con un stand en la zona de exposición (F34-E33) donde informará sobre su amplio abanico de sistemas para la producción de agua de grado primario (Tipo III), agua purificada (Tipo II) y ultrapura (Tipo I) para diferentes aplicaciones en el laboratorio, especialmente las orientadas al sector de la biotecnología. Asimismo, ELGA dará a conocer su oferta de servicios que comprende el diseño de la instalación, - ya sean sistemas sencillos o grandes proyectos que requieran de ingeniería-, la instalación y puesta en marcha, el servicio de validación, así como el servicio de asistencia técnica y mantenimiento para los equipos de producción de agua, almacenamiento y distribución.
 
BioSpain 2012, organizado por ASEBIO (Asociación Española de Bioempresas) y el Gobierno Vasco a través de sus agencias SPRI y Biobasque, es uno de los mayores eventos internacionales para el desarrollo empresarial en el campo de la biotecnología. En su 6ª edición BioSpain contará con, además del propio científico BIOTEC 2012, una zona de exposición comercial, un foro de empleo y un evento para el encuentro e intercambio empresarial.

HPD Process Engineering,  compañía perteneciente a Veolia Water Solutions & Technologies, ha sido elegida por Iberpotash, S.A. para el suministro de una planta de evaporación y cristalización a gran escala para su centro industrial y minero de Suria (Barcelona), donde la compañía produce fertilizantes potásicos procedentes de la extracción minera de silvinita.

Esta nueva planta, que estará finalizada en 2014, permitirá la recuperación y purificación de cloruro sódico y cloruro de potasio de los subproductos resultantes de la producción de fertilizantes. Gracias al empleo de la tecnología de evaporación y cristalización de HPD, Iberpotash ampliará su capacidad de producción anual en 750.000 toneladas de sal calidad industrial y de alimentación, y recuperará hasta 50.000 toneladas al año de potasa blanca.
 
Esta nueva planta de evaporación y cristalización funcionará bajo un sistema operativo completamente sostenible que permite reducir notablemente la huella medioambiental. Diseñada como un sistema sin efluentes líquidos, evita la descarga durante el proceso de evaporación-cristalización al mismo tiempo que permite la producción de condensado sobrante para su reutilización. El lixiviado resultante del almacenaje de sal se captura y procesa en el sistema, evitando vertido de salmuera al medioambiente.