En el terreno de la ingeniería química las mujeres se han ido abriendo un camino a lo largo de los años y aunque aún son muchos los hombres en esta disciplina, hay grandes ingenieras que han dejado huella en esta rama. Lo cierto es que cada vez la labor de profesionales como Beatrice Alice Hicks resulta inspiradora para las generaciones que se están formando.

Hacemos referencia en este artículo a un clásico que todo ingeniero químico debe conocer: la máquina de Carnot.

La máquina de Carnot, como precursora de la Segunda Ley de Termodinámica es una obra maestra de la ingeniería química. El ingenio de Carnot deriva del cuestionamiento al tono irreversible de la transformación de energía en la naturaleza.

La ingeniería química ha sido el vehículo para obtener gran variedad de herramientas revolucionarias de la cotidianidad humana. El caso de las fibras sintéticas destaca cuando notamos la presencia de nylon o poliéster en la vestimenta, artículos personales o higiene.

El hormigón es un material ampliamente utilizado en la industria de la construcción y comúnmente se le denomina cemento Pórtland. Lo que lo hace distinto al cemento común es su adaptabilidad según la finalidad de uso, se puede modificar la mezcla y proporción de aditivos para hacerlo más o menos denso según el lugar donde se realice la obra.