​En este artículo vamos a hablar de un compuesto químico que es muy usado y producido en el mundo: el ácido sulfúrico. Es un compuesto muy corrosivo y se emplea como un indicador de la capacidad industrial que tiene un país. El uso más común del ácido sulfúrico que se realiza es para la elaboración de fertilizantes, así como es también muy empleado en la industria petroquímica.

La obtención de este compuesto se realiza partiendo el dióxido de azufre y mediante oxidación con óxidos de nitrógeno en una disolución acuosa. Hoy en día este compuesto se puede producir usando dos métodos diferentes: método de las cámaras de plomo y el método de contacto.

El primero de ellos es el método más antiguo usado para su producción y el segundo es el que se usa más en la actualidad. Vamos a ver en qué consiste cada uno de estos sistemas para la producción de ácido sulfúrico. En este artículo veremos cómo se realiza el primero de estos métodos.

 

Método de las cámaras de plomo

A través de este método es posible producir ácido sulfúrico en una concentración aproximada entre un 62 % y un 78 %. Mediante este proceso se introduce dióxido de azufre (SO2) en estado gaseoso y caliente por la parte inferior de un reactor que recibe el nombre de torre de Glover. Una vez allí es lavado con vitriolo nitroso, que es una combinación de ácido sulfúrico con óxido de nitrógeno y dióxido de nitrógeno disuelto en él que, a su vez, se encuentra mezclado con óxido de nitrógeno y dióxido de nitrógeno en estado gaseoso.

Una parte del dióxido de azufre pasa a ser tritóxido de azufre por oxidación y es disuelto en el baño ácido para generar el ácido de torre o ácido de Glover. A partir de aquí el proceso continúa trasladando este nuevo ácido a una cámara recubierta de plomo donde se combina con más agua. Generalmente estás cámaras pueden tener forma de caja o forma de cono truncado. A través de una serie de reacciones complejas este ácido se condensa en las paredes y se acumula en la parte inferior de la cámara.

 

 

Puede haber varias cámaras de forma continua y los gases van pasando de una a otra. El ácido que se genera en estas cámaras se denomina ácido de cámara o ácido de fertilizante y concentra entre un 62 % y un 68 % de ácido sulfúrico. La última etapa del proceso viene dada por un reactor llamado torre de Gay-Lussac donde estos ácidos son lavados con ácido concentrado y enfriado. El óxido de nitrógeno y el dióxido de azufre que no haya realizado ninguna reacción forman el vitriolo nitroso que va a la torre de Glover, el resto de gases se liberan a la atmósfera.

Sin duda alguna, es un método que tiene su complejidad pero que permite obtener ácido sulfúrico en una proporción adecuada. No obstante, es un método que en la actualidad se usa menos en beneficio del segundo método mencionado que será descrito en el siguiente artículo.