En función de la temperatura, existen diversos tipos de gasificadores. A continuación se enumeran los más importantes:

  • Lecho fijo
  • Lecho fluidizado
  • Flujo volante
  • Baño férrico

 

De Lecho Fijo

Se pueden distinguir dos tipos, reactor a presión atmosférica y reactor a presión.

El reactor a presión atmosférica presenta una camisa de agua en la parte inferior y un revestimiento refractario en la parte superior. En este caso, el carbón desciende en un lecho en contracorriente con los gases y reacciona con el vapor y el aire, produciéndose así un gas pobre. Este tipo de reactor se utiliza cuando se dispone de carbones no aglutinantes, cuando el gas puede consumirse caliente o cuando la capacidad del proceso es relativamente pequeña.

El reactor a presión se utiliza cuando la capacidad del proceso es mayor. Permite aumentar la capacidad máxima del reactor, el índice de metano y el poder calorífico del gas. El carbón se introduce en el reactor a través de una esclusa que funciona de forma cíclica. El carbón cae por la parte superior y desciende por gravedad en el reactor. Una vez introducido el carbón, se calienta, se seca y se coquiza. La cantidad de vapor introducido depende de las características del carbón.

 

De Lecho Fluidizado

Este tipo de gasificador se utiliza para tamaños intermedios de partículas de carbón. Se consiguen altas velocidades relativas e intensos movimientos de mezcla entre el gas y el sólido.

Se suele conseguir una reacción rápida. La alimentación requiere de una preparación previa cuyo alcance depende del tipo de material a tratar. Por ejemplo, si se trata de biomasa como madera o cualquier residuo forestal, se suele someter previamente a una trituración y en algunos casos se hace pasar por un secador. Si por el contrario, se trata de carbón, sólo se somete a un proceso de molienda. El material a secar se puede llevar a través de un sistema cerrado de transporte y almacenamiento intermedio directamente a la tolva de alimentación.

A continuación se muestra un esquema de un gasificador de lecho fluidizado:

 

Figura 1. Gasificador de lecho fluidizado [fao.org]

 

De flujo volante

Estos gasificadores actúan sobre carbones muy fusibles, como por ejemplo los carbones pulvurentos. En este caso, la materia en transformación sigue un camino ascendente y, al descender agotado, eleva la transmisión de calor. Se produce un buen rendimiento.

 

De baño férrico

Son revestidos en su interior con una coraza refractaria. Se introduce óxido férrico en su interior para catalizar la gasificación del carbón. El carbón entra por la parte inferior, junto con el polvo, más una corriente de cal y oxígeno que son los agentes gasificadores. Los gases producidos salen por la parte superior y por la superficie lateral central se extraen las escorias.

Por otro lado, se puede producir una gasificación in situ cuando ésta es de difícil acceso. Lo que se suele hacer es inyectar vapor de agua y oxígeno a alta presión, de forma que los gases que salen contienen una cierta cantidad de gas de síntesis. En este caso se obtienen rendimientos muy bajos.

Buscar

Redes sociales

Sigue nuestros contenidos en las redes sociales.
 
 
 

 

Formación destacada

Suscríbete al boletín

Recibe mensualmente en tu email nuestras noticias y artículos.