La ingeniería química es una carrera con un carácter polivalente, ya que interviene en numerosos procesos y disciplinas. Los ingenieros químicos han recibido formación en economía, negocios, aspectos ambientales o ética, además de química. Conviene tener presente que la ingeniería química está enfocada a convertir materias primas y materiales en productos elaborados o semielaborados.

Un ingeniero químico ha sido entrenado para aplicar la teoría de la química a la resolución de problemas reales del día a día. La formación tan completa que reciben estos profesionales hace que sea una de las disciplinas con más salida laboral. Esto hace que la diversidad de profesiones a las que pueden dedicarse sus profesionales sea muy amplia.

 Estas son algunas de las muchas ramas de la ingeniería química:

  • Ingeniería biomolecular.
  • Ingeniería de materiales.
  • Ingeniería molecular.
  • Ingeniería de procesos.
  • Ingeniería de la corrosión.

En consecuencia, para que os hagáis una idea, algunos de los principales sectores en los que un ingeniero químico puede trabajar son los que describimos a continuación:

 

Minería, procesado y extracción de mineral.

Los ingenieros químicos pueden desarrollar su actividad en relación con operaciones de explotación y descubrimiento de nuevas fuentes de mineral. En esta industria no solo deben investigar los minerales y sus aplicaciones sino intentar que los impactos de la actividad de minería en el entorno sean los mínimos posibles.

 

Petroquímica

El sector del petróleo y las refinerías es otra área donde los ingenieros químicos pueden desenvolverse muy adecuadamente. La Petroquímica consiste en la extracción de sustancias químicas a partir de combustibles fósiles. En este ámbito se obtienen derivados químicos del petróleo y los gases asociados. Las grandes compañías petrolíferas y de producción de fuel y gas demandan ingenieros químicos en diferentes áreas de sus industrias.

 

Producción de alimentos

El ámbito de la alimentación es otro de los sectores donde más demanda de ingenieros químicos puede haber. Esto se debe a que la ingeniería de los alimentos lo que analiza es la transformación y los procesos que sufren las materias primas para consumo humano con la finalidad de que puedan tener una vida útil más prolongada. Por tanto, si has estudiado ingeniería química, en esta industria analizarás como se procesan los alimentos para conocer sus propiedades y lograr una mayor durabilidad de los productos destinados a consumo humano conservando sus nutrientes. De igual forma, podrás estudiar los diferentes resultados que se obtienen según la interacción de diversos elementos químicos con los alimentos. La gran aportación en este ámbito siempre estará vinculada a mejorar la calidad de los alimentos y su durabilidad.

 

Farmacéuticas

El sector farmacéutico es otro de los sectores que demanda profesionales de ingeniería química. En este ámbito el abanico de posibilidades es muy amplio, desde la investigación de fármacos y sus efectos, hasta la investigación y elaboración de cosmética.

 

En el próximo artículo continuaremos con más sectores donde puede desarrollare un ingeniero químico.