Para cualquier ingeniero químico una de las principales preocupaciones en el desarrollo de su actividad es el medio ambiente. Precisamente, por sus conocimientos de los procesos químicos que explican muchos fenómenos ambientales y del entorno son plenamente conscientes de la necesidad de protegerlo.

Uno de los problemas ambientales que se han detectado en los últimos años y que es una consecuencia de la contaminación ambiental y del uso abusivo de los recursos naturales es el cambio climático. Desde gobiernos y países a nivel internacional se establecen medidas para reducir los impactos ambientales y minimizar sus efectos sobre el cambio climático. Sin embargo, en estos procesos de protección y prevención juegan un papel muy importante los ingenieros químicos.

Los ingenieros químicos pueden investigar y trabajar sobre aspectos como las energías renovables, la energía nuclear o la eficiencia energética. Una buena gestión de los recursos puede tener un efecto muy importante a la hora de controlar este cambio climático.

A continuación, se señalan diversos mecanismos a través de los cuales los ingenieros químicos podrían facilitar la sostenibilidad a medio y largo plazo de nuestro entorno:

 

Eficiencia energética y energías renovables


En el ámbito de la eficiencia energética estos profesionales pueden seguir investigando y trabajando para reducir el nivel de gasto energético usando energías menos contaminantes y potenciar el desarrollo de las energías que son más eficientes y tienen un menor impacto en el entorno. De esta forma, estos ingenieros podrían ayudar en gran medida a mejorar las cifras de gasto energético que se realiza en la industria química.

 

Un pensamiento sistémico


Aunque desde diversas disciplinas es posible analizar las causas del cambio climático y las posibles soluciones, los ingenieros químicos pueden aportar soluciones desde un punto de vista técnico. La forma de lograr esto es mediante una visión de conjunto de cómo funciona todo el sistema para encontrar soluciones eficientes.

 

Alimentación sostenible


Otro gran reto al que se enfrentan los profesionales de la ingeniería química es el relativo a la alimentación sostenible, ya que se trata de un sector de actividad que genera un nivel elevado de gases de efecto invernadero y que estos profesionales pueden mitigar o reducir a través de sus investigaciones y soluciones técnicas.

 

Energía nuclear


La energía nuclear juega un papel muy importante en la decarbonización de la energía global. Se trata de una energía que tiene una gran capacidad para proporcionar energía estable y con un consumo bajo de carbón debido a que la energía nuclear no genera dióxido de carbono durante su producción. El papel de los ingenieros químicos es vital en esta industria porque pueden asegurar estándares seguros, eficientes y que respetan el entorno, además de participar en el diseño de nuevos reactores más eficientes.

Estas son algunas de las posibilidades que tienen los ingenieros químicos para luchar contra el cambio climático y desempeñar un papel clave en el futuro de nuestro entorno y nuestro medio ambiente. Sin duda, una profesión que tiene mucho que aportar en la industria de nuestro país y que será imprescindible en los próximos años para lograr vivir en un entorno sostenible y mejor para todos.