Imprimir
Visto: 2023

El 17 de Abril tuvo lugar la primera reunión del proyecto Aquavalens en Sestri Levante, Italia; un proyecto de financiación europea del 7º Programa Marco que dispone de una subvención de 9 millones de euros. Liderado por la University of East Anglia (UEA), el proyecto desarrollará y aplicará una serie de métodos paradetectar virus, bacterias y parásitos en el agua con el objetivo de mejorar la seguridad del agua potable en Europa. Para ello, durante los próximos 5 años trabajarán conjuntamente profesionales y colaboradores de 39 organizaciones de 13 países. Entre los socios españoles del proyecto se encuentran Cetaqua (Centro Tecnológico del Agua), Sociedad General de Aguas de Barcelona S.A. (SGAB) como third party de Cetaqua; Genetic PCR Solutions SL, la Universidad de Barcelona y la Universidad Rovira i Virgili.
 
El proyecto está liderado por el profesor Paul Hunter de la Norwich Medical School de la UEA, quien considera que “la mayoría de países europeos cuentan con unas de las aguas más seguras del mundo, pero aún así, cada año se siguen detectando brotes de algunas enfermedades”. Esto se debe a que, según P. Hunter, “millones de europeos beben agua de sistemas de abastecimiento bastante pequeños que actualmente son difíciles de monitorizar correctamente”. Además, con las tecnologías  de las que disponemos en la actualidad pueden pasar por lo menos dos días hasta que se detecta el  riesgo de infección. En ese sentido, el proyecto Aquavalens pretende desarrollar métodos más  rápidos para la detección de microorganismos perjudiciales para la salud en el agua potable.
 
Aquavalens cuenta con 4 fases: la primera, investigar microorganismos responsables de causar  enfermedades a través de la ingestión de agua; la segunda, desarrollar y aplicar tecnologías para  detectarlos de manera más rápida que actualmente; la tercera, probar estas tecnologías en sistemas  de abastecimiento grandes (grandes ciudades) y pequeños (zonas rurales), así como en la industria  alimentaria; y la cuarta, ver cómo estas tecnologías pueden integrarse en las prácticas existentes.
 
A lo largo de la vida del proyecto se colaborará con empresas de biotecnología, empresas de  tratamiento y distribución de agua potable, empresas embotelladoras de agua y de la industria  alimentaria, con el objetivo de que las nuevas tecnologías desarrolladas coincidan con las  necesidades reales del mercado. Además, la colaboración con órganos gubernamentales nacionales  e internacionales, como la Comisión Europea y la Organización Mundial de la Salud, asegurarán que  los resultados del proyecto influyan en las políticas europeas.
 
Para más información, visite la web del proyecto (www.aquavalens.org)